Dubai, supermercado de lujo para turistas

El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos tiene claro que las reservas de petróleo no van a durar siempre. El objetivo es que para el año 2030, aproximadamente el 65% del PIB provenga de actividades no relacionadas con el petróleo. Y el turismo es uno de los sectores clave en este cambio de modelo económico. Después de Arabia Saudí, EAU es el país con mayor oferta hotelera del CCG. Se calcula que este mercado suponía en 2011 aproximadamente 4.500 millones de USD y que va a seguir creciendo en los próximos años.
 
Los atractivos turísticos de este país no se encuentran en su herencia histórica, las ciudades con encanto ni la naturaleza; ni siquiera en la oferta cultural, aunque se están haciendo progresos a este respecto. Lo que atrae turistas a EAU (y principalmente a Dubai) es el buen tiempo en invierno y la cultura del consumo de lujo. Esto se ve reflejado en EAU en dos tipos de infraestructuras muy específicas: los centros comerciales y los hoteles con spa. 
 
¿Centros comerciales o parques temáticos?
 
Los centros comerciales son uno de los principales reclamos del país desde hace tiempo. Dubai cuenta con algunas de las zonas de tiendas bajo techo más grandes y lujosas del mundo: Dubai Mall y Mall of the Emirates. Y está en proyecto uno todavía mayor. En Abu Dhabi también se están construyendo zonas comerciales pensadas para tiendas de lujo. Estas superficies concentran principalmente tiendas de moda, complementos y joyería de todo tipo, precios y calidades. Suelen tener pasillos o áreas específicas en las que se encuentran las firmas de lujo, como The Avenue dentro de Dubai Mall (con las boutiques de Dior, Dolce & Gabbana, Armani, etc.) y The Souk (con firmas de joyerías internacionales y locales de muy alta gama).
 
Además de poder comprar casi cualquier cosa, en los centros comerciales de EAU es posible realizar muchas actividades de ocio, lo que convierte a estas superficies en mini parques temáticos: ir al cine, esquiar, subir al edificio más alto del mundo, nadar entre tiburones, patinar sobre hielo, etc. Es importante recordar que la oferta de ocio es muy reducida fuera de este tipo de complejos. Por tanto, la combinación de tiendas, ocio y aire acondicionado continuo es lo que verdaderamente atrae a los turistas a los diferentes centros comerciales.
 
Hotel y spa; spa y hotel
 
Los hoteles de cinco estrellas (si no son siete, como el Burj Al Arab) proliferan en EAU como setas, a pesar del estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008. Si además Dubai consigue ganar la candidatura para la Expo 2020, los grandes proyectos tendrán un empujón importante. El más impresionante es Mohammed Bin Rashid City, un enorme complejo que albergará un parque temático de Universal Studios, viviendas, oficinas, parques, centros comerciales y más de 100 hoteles. Y ya ningún hotel viene sin spa incorporado. Es un reclamo seguro para turistas de todos los niveles adquisitivos, de todas las nacionalidades y condiciones (familias de vacaciones, viajes de negocios, turistas de fin de semana, etc.)
 
No hay que olvidar que los hoteles son un escaparate importante para multitud de productos de gama alta que se consumen en el país, desde cosméticos hasta aceite de oliva o joyas, ya que funcionan como diminutas ciudades artificiales con sus propias tiendas, restaurantes, gimnasios, peluquerías, etc. Los hoteles son además los grandes consumidores de muebles en el canal contract, productos para horeca, tecnología, decoración, etc. 
 
Destino de lujo para rusos; destino exótico para europeos
 
A los centros comerciales acuden turistas de todo el mundo. Algunos de los visitantes más asiduos, además de los propios emiratíes, son los turistas de fin de semana procedentes de Arabia Saudí, Bahrain y Qatar. Estos países vecinos carecen de las opciones de ocio y compras que proporciona EAU (y de nuevo deberíamos hablar específicamente de Dubai) y suelen hacer escapadas para comprar moda y joyería, ir al cine o a restaurantes, a la playa, etc. También es importante señalar que uno de los atractivos de EAU para estos turistas es la relativa permisividad respecto al alcohol, aunque no se diga abiertamente. En EAU está permitido consumir alcohol y es fácil conseguirlo, a diferencia de los demás países del CCG.
 
Este tipo de turistas son por lo general de poder adquisitivo alto (aunque no siempre) y suelen realizar compras de artículos de lujo: joyería, relojes, marcas de moda, electrónica, muebles, decoración, etc. Se alojan en los mejores hoteles de la ciudad y comen en los restaurantes de moda. Pero tampoco tienen reparos en comprar en tiendas más modestas como Zara o H&M, o en ir a un restaurante local más tradicional.
 
El perfil de los turistas rusos es un poco diferente. Se trata igualmente de consumidores con un poder adquisitivo muy alto que en ocasiones poseen una segunda vivienda permanente en Dubai. Sólo les interesa adquirir artículos de gran lujo, desde joyas hasta coches, obras de arte, complementos de moda, etc. En muchos restaurantes se puede encontrar la carta en ruso, y las tiendas como Luis Vuitton o Gucci tienen en plantilla a dependientas que hablan ruso. El mercado de bienes y servicios adaptados específicamente para ellos sigue aumentando, ya que los ingresos provenientes de esta comunidad son un porcentaje importante en las cifras totales de turismo.
 
Algo muy similar ocurre con los turistas procedentes de China. Al igual que en el caso de los rusos, se trata de “nuevos ricos” que ven en Dubai un destino en el que poder pasar unas vacaciones de auténtico lujo y no reparan en gastos. Se empieza a ver una tendencia similar con respecto a la India. Los empresarios indios con grandes patrimonios comienzan a venir a Dubai como destino preferente de vacaciones, aunque su número es aún reducido en comparación con las cifras de Rusia o China. Lo que buscan este tipo de turistas, en definitiva, es el buen tiempo, el “dejarse querer” en hoteles y spas de lujo y las compras.
 
Por último, podemos englobar a los turistas europeos en un grupo de poder adquisitivo medio y alto que visitan Dubai porque es un destino “exótico” y curioso en el que pasar unos días de invierno en la playa. Suelen hacer algunas compras en tiendas de lujo pero el mayor atractivo para ellos es simplemente pasear por los centros comerciales, admirar el lujo y sentirse un poco “ricos por un día”. 
 
Para más información:
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s