La importancia de saber idiomas

En mi experiencia en la Oficina Comercial en Dubai me he encontrado unas cuantas veces con empresas que no sabían comunicarse más que en español. Cuando vas a exportar a cualquier país, es básico saber comunicarse y comunicar tu producto en otro idioma, por lo menos inglés. Conocer la lengua internacional de los negocios te ahorrará muchos problemas y, desde luego, muchos gastos:

 

  • Te permite comunicarte de forma directa con tu interlocutor, controlando en todo momento lo que se está negociando, sin perderte detalle sobre precios, condiciones, plazos, etc.
  • Es mucho más efectivo que comunique el producto la persona que lo ha fabricado o la que lo comercializa, en vez de un traductor. Tú mejor que nadie sabes cómo es tu producto, cómo funciona, qué características tiene. Explicarle a un traductor todo esto implica invertir mucho tiempo y esfuerzo. Además, con total seguridad no va a saber transmitir las ideas de igual manera que lo harías tú mismo.
  • No poder comunicarte con tu posibles clientes te limita mucho el campo de acción desde el principio: las empresas son más reacias a cerrar reuniones, a hacerte pedidos, a ponerse en contacto para cualquier cuestión. Les resulta más fácil hablar directamente con una empresa que les va a entender, en el sentido más literal del término, y les va a contestar rápidamente.
  • Los servicios de traducción son caros e implican una logística que a veces resulta complicada. Encontrar un traductor de español-chino para tu próximo viaje al norte de China puede no resultar sencillo y aumenta exponencialmente los potenciales problemas (no aparece a la hora acordada, no habla chino o inglés tan bien como cabría esperar o de repente ha subido sus tarifas).
  • Contar dentro del equipo de exportación con una persona que hable inglés te facilita además la búsqueda de posibles oportunidades de negocio. Ya sea una llamada entrante (o un email) de un posible cliente extranjero o un artículo en internet sobre tu producto en un mercado emergente, un responsable de negocio que hable inglés podrá reaccionar rápidamente ante posibles ventas o líneas de actuación.
  • Hablar el idioma de tus compradores te permite llegar el primero. Si no te presentas ante tus clientes hoy, mañana vendrá tu competencia, que sí sabrá hablar con ellos y te quitará la oportunidad.
 
 
Por supuesto, es imposible conocer los idiomas de todos los países a los que la empresa exporta o pretende exportar. Por eso, mi recomendación es clara: domina el inglés. Y, si se puede, un segundo o tercer idioma.

 

Hay que tener en cuenta que no vale con “defenderse” en inglés. Para vender un producto, negociar condiciones y mantener un conversación más o menos formal en una reunión es necesario conocer términos técnicos propios del sector y tener un inglés fluido. Así que ya sabes: ponte a aprender inglés desde ahora mismo o, si te ves incapaz o sin tiempo, asegúrate de que alguien en tu equipo lo habla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s