Aquí no hay pobres

Esta afirmación lapidaria la escuché hace poco de boca de un empresario español que visitaba Dubai. Vendía un producto caro y sin duda EAU le parecía un mercado perfecto. Su sentencia me hizo pensar en la imagen que proyectan estos países (EAU, Catar, Arabia Saudí, etc.) al exterior y en los errores en los que caen muchos empresarios por no conocer bien algo tan simple como la estructura sociodemográfica de la población. Porque en EAU sí que hay pobres, y muchos. Hay más pobres que ricos. A pesar de que el PIB per capita ronda los 50.000 dólares, las diferencias entre los grupos de población son abismales.

En Emiratos Árabes viven un total de 8,5 millones de personas. Tan sólo son nacionales del país entre un 12% y un 15% de la población (un 10% si nos ceñimos sólo al emirato de Dubai). La población local tiene unos enormes privilegios: sanidad y educación totalmente gratuitas, así como precios muy reducidos en servicios como el agua y la luz, acceso a empleos públicos con altos salarios, terrenos gratuitos para construir una vivienda en el momento en que se casan, etc. Además, son los únicos que pueden ser dueños de empresas y conceder licencias (previo pago de una tasa anual) a empresas extranjeras (lo que suele llamar esponsorizar), por lo que cuentan con una fuente de ingresos fijos. Aún así, no todos los emiratíes son ricos, aunque podemos asumir que todos viven acomodados.

Aproximadamente un 30% de la población son europeos, norteamericanos y australianosque trabajan en empresas multinacionales instaladas en EAU. Este porcentaje ha venido creciendo desde hace años. Algunos son expatriados (enviados aquí por sus empresas) con sueldos altos y normalmente algunos incentivos: les pagan el alquiler, el colegio de los niños, o les ponen coche, etc. Otros simplemente han venido aquí a buscar trabajo y cobran sueldos más modestos. Este grupo es muy variopinto y su nivel adquisitivo va desde muy alto hasta normalito (para los estándares europeos).

A EAU y Catar acuden también un gran número de inmigrantes de los países árabes (casi todos ellos hombres), principalmente de Siria, Egipto, Libia, Palestina, Irak y también de Irán. Este grupo de población es de aproximadamente el 20%. Su nivel adqusitivo no es muy alto, desempeñan cargos de responsabilidad media en empresas.

Por último, la mitad de la población de EAU y Catar está compuesta por inmigrantes del sudeste asiático que trabajan en los sectores de servicios y construcción. Suelen venir de India, Pakistán y Bangladesh (ellos) y de Filipinas (ellas), y sus sueldos son muy reducidos, en torno a los 400 euros mensuales. Cada vez más, ocupan puestos de responsabilidad o cargos medios dentro de las empresas, sobre todo los indios, que llevan mucho tiempo en EAU.

Según cifras del año 2010, en EAU hay más del doble de hombres que de mujeres (5,22 millones de hombres frente a 2,28 millones de mujeres). Esto se debe a que la mayoría de los inmigrantes son hombres, especialmente los provenientes de otros países árabes y del sudeste asiático. Entre los occidentales el ratio hombres/mujeres es más equilibrado pero siguen siendo ligeramente más numerosos los hombres. La pirámide de población de EAU es una de las más curiosas del mundo (fuente CIA):

United Arab Emirates Population Data
Para saber más sobre la población de EAU y Catar, recomiendo los informes elaborados por la CIA de acceso público: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/ae.html